lunes, 10 de junio de 2013

Lo echaba en falta... no lo puedo negar. Y más de lo que me imaginaba.

Divagar, dejar que sean los dedos los que hablen, volar... porque mientras escribo imagino, y mientras imagino me transporto, a veces cerca, a veces lejos... pero me hace sentir libre. Sin limitaciones. Sin obstáculos. Sin ataduras... 

Y eso que son solo palabras

No hay comentarios:

Publicar un comentario