jueves, 4 de julio de 2013

Eso es así:

Emociona.
El tomar una decisión importante que sabes que puede cambiar el rumbo de tu vida o, para no ser tan drásticos, que sabes que lo que hagas a partir de ahí te va a marcar de una manera impresionante.

Es sentir que tomas las riendas de tu vida. Y sí, eso mola. Muchísimo.

Y también mola ver cómo los que están a tu alrededor toman esas decisiones que sabes que les va a hacer felices, o al menos, que sabes que la emoción que les va a conllevar les va a merecer mucho la pena. Y aunque sea una mera observadora de ese hecho, sigue emocionando, porque una se alegra por las personitas que quiere, y eso también es así...

Y a partir de aquí solo queda empezar a volar... =)


1 comentario: