domingo, 25 de agosto de 2013

Mi non-credo

He dejado de creer en los amores para siempre, en los "te amo" infinitos, en las promesas hechas para un futuro lejano. He dejado de creer en las palabras, esas palabras que significan tanto pero que valen nada. He dejado de creer en muchas cosas...
...pero sigo creyendo en la vida. En ese lapso de tiempo que ocurre mientras estoy escribiendo esto, en las cosas que perdemos por no intentarlo, en las cosas que no disfrutamos por el riesgo a lastimarnos. Sigo creyendo en el sentimiento que se apodera de ti en cada momento, ya sea riendo o llorando. En que eso es lo que hay que buscar. O encontrarlo, qué más da. Lo importante es disfrutarlo, dejarse llevar y sentir...

¿Para qué preocuparnos por el futuro cuando es el presente el que se pierde por el miedo a equivocarnos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario