lunes, 10 de noviembre de 2014

Bienvenido al mundo del todo o nada

Ese mundo sinsentido que vive de límites, de la no rutina, del suicidio organizativo de una sociedad que vive para sentir. Extremistas, buscan el placer de la adrenalina, del querer y hacer, donde no existen los "quizá" o los "puede". Donde el futuro es el minuto siguiente y el presente vuela demasiado rápido.

En cambio vivimos en el mundo del mañana, el ahorrativo, el conservador, que guarda las cosas para un futuro "por si acaso", donde los planes se hacen a largo plazo y el presente se vive para construir ese futuro. Donde los miedos por el "qué pasará" nubla cada acción, donde los "te quiero" pasan a formar parte de la rutina diaria y la sociedad te construye tu vida, en la que tienes que encajar para ser aceptado. Trabaja, cásate, ten hijos, dos, la parejita, que no hablen demasiado de ti, sé buen ciudadano, paga impuestos, quéjate pero "con mesura", no hagas locuras, vive con moderación y sobre todo intenta estar bien. No utilices adjetivos, no son necesarios. Los adjetivos se crearon para expresarse y aquí expresarse no es bueno, te mirarán raro, "le he preguntado cómo estaba y me ha empezado a contar su vida, como si me importara", así que bien está bien.

Y ya, luego, si eso, di que has vivido conforme querías vivir. Créetelo. Porque aquí hacer una locura es hacer lo que uno siente, locura viene de loco, y nadie quiere sentirse fuera de lugar, verdad?

Así está bien.

martes, 4 de noviembre de 2014

Como un elefante de dos cabezas

Si tengo que escribir sobre lo que ronda por mi cabeza escribiría páginas enteras con ideas incoherentes. Ideas que sabes que tienes únicamente por tu pésimo estado de ánimo (producido por algo tan grandioso como "nada"), entrando entonces en una especie de bipolaridad en la que te ves, como en una especie de imagen espejo, con un ánimo bastante más aceptable pensando de manera positiva y hasta bromista sobre situaciones que ahora te cabrean, obligándote por tanto a estar bien para dejar de pensar, y entonces pensar: pasa algo por cabrearme de vez en cuando? Pero volvemos a la bipolaridad, y entonces un supremo dolor de cabeza se adueña de ti junto con ese estado de pasotismo mezclado con desánimo, haciendo que solo quieras acostarte pensando en que es desesperante escribir lo que pasa por tu cabeza en aquellos días en los que estás así, porque ni siquiera entiendes tú misma cómo te encuentras.....

Tiene sentido?  Ninguno... así que a dormir.

domingo, 19 de octubre de 2014

Cual droga (sana):

1. Mientras más tienes, más quieres.
2. Cuando no la tienes, la echas de menos.
3. Piensas en ella continuamente.

Y por qué sana?
Porque no te hace daño (muy al contrario), te da alegrías y además tiene la ventaja de que puedes vivir sin ella... pero no quieres.

Así que me podría considerar una drogadicta no dependiente feliz, why not?

martes, 26 de agosto de 2014

martes, 19 de agosto de 2014

First breath after coma

Tenía muchas cosas en la cabeza. Demasiadas, y necesitaba escribir. He optado por ponerme una canción que me motive, una canción que sabía que me iba a ayudar a dejar mis dedos expresarse... pero ha surtido el efecto contrario. El hecho de escuchar la canción me ha embriagado de tal emoción que me ha dejado sin palabras. Es tal el sentimiento que me ha creado que no soy capaz de expresarlo.

Tal vez los latidos que suenan al principio, tan tranquilizadores para mí, que me recuerdan cuando por las noches me acurruco en tu pecho y dejo de pensar...

Tal vez el significado del título, el significado que le doy yo al título: vives tu vida rutinaria, tan normal, cuando de pronto algo pasa, algo tan grande que te parte en dos. No has muerto, pero no estás vivo. Estás en un limbo, ya no eres capaz ni de respirar por ti mismo, todos tus sueños, tus ilusiones, todo... se acabó. La vida que conociste ya no existe. Tú, que tenías tantos planes por hacer, que siempre lo dejabas para un momento mejor... que nunca llegó. Somos frágiles por naturaleza, nos creemos invencibles hasta que de repente todo se nos viene abajo, y no eres capaz de ni de decir qué ni cuándo pasó. Pero entonces, y solo entonces, la vida te da una segunda oportunidad. He sido capaz de ver ese cambio varias veces y no deja de estremecerme. El hecho de que alguien sea consciente de esa fragilidad y la utilice para hacer lo que pocos hacen: vivir. Pero vivir conforme lo que quiera, sin miedos, con ilusión, probar cosas nuevas, arriesgarse... Nunca se sabe qué puede pasar. Un mundo de oportunidades se abren frente a ti, y ya sabes lo poco que puede durar... así que aprovecha.

Ese "carpe diem" no disfrazado de autodestrucción es el mejor regalo que puedes tener.

Pero lo mejor, lo absolutamente mejor de todo, es que no necesitas estar al borde del abismo para ser consciente... se puede ser consciente sin llegar a ese extremo.

Por eso quiero vivir, quiero sentir lo máximo que pueda, explotar cada gramo de felicidad hasta que me dure... ¿y si se acaba? Nunca se acaba si no quieres que se acabe, siempre hay otras formas, otras maneras, con las mismas personas, con otras...

Me da igual lo que pasó ayer, me da igual lo que pase mañana, sólo se lo que pasa hoy, lo que pasa hoy por mi cabeza y lo que siento cuando te veo. Me da igual porque lo que vivo hoy me hace feliz, por eso y solo por eso solo puedo decirte que te quiero...

https://www.youtube.com/watch?v=w0o8JCxjjpM

viernes, 20 de junio de 2014

I just wanted to...

Venga, que ya no queda nada para... http://www.youtube.com/watch?v=4ggNOb2oFn8&feature=youtube_gdata_player

martes, 3 de junio de 2014

Shhh... Buenas noches

Y qué genial, qué astuto, qué indecente, qué maravillosamente oportuno el soplo de viento que ha unido atrevido tu olor con el mío. ¡Y qué manera de perder las formas, y qué forma de perder las maneras! Sólo quedará sin perder un sentido, el del ridículo por sentirnos libres y vivos. Gracias. Si te tuviera delante te daría un gracias como es debido pero de momento solo puedo decírtelo así, como al oído...

sábado, 19 de abril de 2014

"Saltar al vacío...

¡Arg! Demasiadas cosas en la cabeza, demasiadas planificaciones, poco tiempo...
Ahora se me plantean cosas que antes no se me habían pasado por la cabeza, pero que sin duda están ahí: despedidas, reencuentros... Era como un objetivo que tenía en mente pero que, una vez alcanzado, me paro a ver las consecuencias de eso... y me veo abrazando a gente, sabiendo que pasarán meses hasta que las vuelva a ver. Me veo en situaciones difíciles, me veo empezando algo nuevo, me veo con miedo, por si saldrá bien o mal, me veo intentando administrar mi tiempo de forma que pueda estar con todos... y no me veo. Porque nunca lo he vivido. No así. Y me asusta, me entusiasma, tengo muchas ganas, pero me asusta... Es como que mi zona de confort la estoy dejando atrás a velocidades insospechadas, que me estoy adentrando en algo desconocido que puede o llevarme al éxtasis o autodestruirme...

Pero por otra parte miro a mi alrededor y me veo feliz. Feliz de haberlo conseguido, feliz de estar dando pasos agigantados en mi futuro, feliz con quien estoy, feliz por quién soy ahora... Feliz, orgullosa e ilusionada. No puedo esperar para empezar, para empezar ya con todo.


Ahora mismo me veo como un pajarillo que acaba de salir del cascarón, que está en la punta de una rama, que abre las alas y solo espera volar... ¿Lo conseguirá?

El salto al vacío le dará la respuesta.

...parece tu estilo"

viernes, 7 de marzo de 2014

¿Y por qué no?

Me quedo sola en casa. A recoger. Yuju... ¿Yuju? ¡¡Siiiii!!

Enciendo el portátil, elijo una lista de reproducción. La que tengo en catalán, mismo. Empiezo a sacar la otra cama, pero me cuesta teniendo en cuenta que la última vez que la guardé se me colaron dos zapatillas debajo. A saber cómo estarán después de una semana chafadas... Me intento agarrar el pelo con una coleta, pero al tenerlo liso se me cae sin parar. Cuando por fin termino con una habitación con bastante menos espacio que cuando me he despertado pero con los mismos apuntes olvidados encima de la mesa, veo los patines a un lado, y me digo: ¿... y por qué no?

Me pongo la música más alta. Es una putadilla que la batería no ejerza de batería, pero qué se le va a hacer. Y yo sola, no me hace falta nadie más, empiezo a reirme mientras voy frenando con puertas y sofás. Le he cogido el tranquillo a todo menos a frenar, pero al menos voy haciendo el intento. Voy haciendo viajes a la cocina en patines, de una forma exasperadamente lenta al tener las manos ocupadas. Casi me caigo en uno de mis viajes, manteniéndome de pie de una manera poco digna, pero bah, total, estoy sola.

Al final decido recoger de una manera tirando a lo normal, con los pies en el suelo. Pero feliz. Todo el rato. ¿Por qué?

Pues básicamente por lo mismo que pasa todo en esta vida... ¿y por qué no?