domingo, 22 de febrero de 2015

:D

Quería escribir porque es tanto lo que tengo dentro que necesito expresarlo. 

Esa bola de energía que está ahí, donde los pulmones y el corazón, que sube para arriba y te desencaja la mandíbula. 

Esa bola que llena tu cerebro de endorfinas, oxitocina y demás hormonas y sólo quieres reír, saltar, hacer puenting si hace falta. Volar, si se pudiera (algún día se podrá). 

Pero es tanto lo que ocupa esa bola que me es imposible definirla. Es una mezcla de tantos sentimientos buenos que parezco drogada. 

Y drogada vine y drogada me voy. 

(¡¡¡¡Pero qué bonito es vivir, por dios!!!!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario