domingo, 4 de octubre de 2015

...buenos días

En la inconsciencia de la noche, cuando llevas horas en brazos de morfeo, dos cuerpos luchan por encontrarse. Los mosquitos te van desvelando, encontrándote su mano sobre la tuya. Vuelta a dormir. La luz va entrando por la puerta, las olas del mar susurran un "despierta", y te encuentras abrazada, tu cuerpo pegado al suyo.
Sabes que en cuanto te muevas un poco tu perro va a venir dándote los buenos días haciendo su propia banda sonora con su cola contra los muebles, y empieza la fiesta.
Pero te quedas ahí, quieta, esperando un suspiro de despertar, unos ojos entreabiertos y dos palabras susurradas en un amago de sonrisa...

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Se está convirtiendo en un blog de ñoñerías, lo sé... pero aish... jajajaja :P

      Eliminar
    2. Me gusta mucho... Es muy tú: saboreando pequeños momentos y escribiéndolos de manera super poética...

      Eliminar