lunes, 28 de diciembre de 2015

Te quiero.

Iba a hacer una entrada expresando todo lo que haces por mí y todo lo que significa eso para mí. Iba a dejar claro que a pesar del paso del tiempo, no nos dejamos caer en la rutina, que hacemos planes juntos, a medio y largo plazo, y de momento todos se están cumpliendo. Iba a intentar explicar ese remolino de sentimientos que me invadía cada vez que me abrazabas, como si se te fuera la vida, o cada vez que simplemente me mirabas buscando en mi cara una confirmación de que todo estaba bien. Iba a hacer un alegato de lo buen padre que eres con esos bichos peludos que hemos adoptado como nuestros hijos... Iba a decir muchas cosas sobre ti, sobre nosotros, pero luego me he dado cuenta de que todo eso se resume en el título de esta publicación.

lunes, 14 de diciembre de 2015

...todo va a ir bien

Días así son necesarios, porque es cuando realmente te das cuenta de que tienes lo que quieres y a quien quieres y que, a pesar de las dificultades que puedan surgir...

Y ahí estriba el significado de la tormenta de arena.

viernes, 4 de diciembre de 2015

1 minuto

Es un escribir por escribir. Escribir porque, aunque es temprano, tienes la mente llena de datos y sólo te apetece despejarte. Despejarte un rato, antes de dormir.

Es un escribir pausado, llevando la contraria al resto del día donde el estrés no nos deja tranquilos, donde no tenemos tiempo ni a pararnos a cuidar de nosotros mismos, y no me refiero a comer sano y deporte. Me refiero cuidar la mente: parar un minuto, respirar, ser conscientes de nosotros, de nuestra velocidad en esta carrera donde no nos hemos inscrito pero en la que todos participamos. Y este es mi minuto, mi minuto para desconectar, mi minuto para respirar, mi minuto para mí.

Y a dormir, que mañana hay que seguir corriendo.