sábado, 27 de febrero de 2016

Pum

Ese bloqueo mental cuando las cosas suceden a tu alrededor sin siquiera poder controlarlas.

Cuando estás viéndole la cara a la muerte y esperas a que ésta suceda (una terrible y amarga espera)...

Cuando estás viendo hundirse a las personas a tu alrededor y tu aportación en tiempo es tan escasa que no puedes sino sentirte observador de una secuencia dramática.

Cuando estás tú, ahí, en medio de ese caos, aparentando templanza, cuando por dentro quieres explotar.

Cuando te sientes el punto de apoyo de mucha gente y no te puedes permitir explotar.

Cuando sabes que tienes que estar ahí y por otra parte desearías estar en cualquier otro lugar.

Cuando lo único que puedes hacer para desahogarte es aparentar frialdad frente a una pantalla de teléfono...